Hay experiencias en la vida que nos marcan para siempre. De mi etapa escolar, conservo, como mucho, cinco rostros en mi memoria. El de Yolanda, mi profesora de publicidad del IAMP; el de La Quiqui – QEPD, mi profesora de redacción del Tec de Monterrey; la de El Toro, mi profesor de artes plásticas de la Secundaria 46, José Vasconcelos; y dos profesoras más en las asignaturas de Historia y Física del Instituto Boston, mis queridas maestras Cristina y Rossy.

Todos ellos consiguieron transmitir su pasión por las letras, el marketing, la fuerza cinética, los imperios romanos y la belleza de la Capilla Sixtina. Me habría gustado que fuesen mas, pero desafortunadamente, en la era de educación industrial en la que me levantaron, no podría haber pedido demasiado. Todos ellos pueden sentirse orgullosos de que aún recuerde la pasión con la que llegaban todos los días intentando controlar a una panda de vagos y granujas con la pinta de New Kids on the Block.

 

Paulo Freire

 

Este video va dedicado a todos ellos, y a muchos más que viven en el anonimato, y que hacen prevalecer la esperanza de un nuevo modelo educativo adaptado a la era del conocimiento. Por cierto, José Tirado, querido amigo y profesor del IPAE, no te me escapas. Has sido un gran mentor para mi y para muchos en tu comunidad educativa.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This