Photo by Pedro Lastra on Unsplash

Esta historia tuvo lugar en 2019, año del señor…
En la bella Ile de la Cité de París…
Nosotros, ciudadanos anónimos, lloramos su pérdida…
El hombre quiso tocar con ella las estrellas…
Escribir la historia en sus vitrales…
Y ponerle una morada a Dios en la tierra…
Piedra tras piedra…
Siglo tras siglo…
Desde 1163…
Millones de plegarias…
Millones de turistas modernos…
Hambrientos por conocerla…

Photo by Daniele D’Andreti on Unsplash

Le Temps des Cathédrales, o la Era de las Catedrales… símbolos de la cristiandad erigidos en todo el mundo, fruto del genio de grandes arquitectos y artistas de la época. Notre Dame de París ha sido una de tantas, pero una con un enchantée especial. Refugio de la fe y del hambre de los vagabundos. Refugio de la gitana Esmeralda y del deformado y jorobado campanero Quasimodo. Fatailté… así reza una de las canciones del musical que ha dado la vuelta al mundo. Al igual que lo hará la fatal noticia del incendio de Notre Dame de París este 15 de abril de 2019 y que ya ha quedado registrado en nuestra memoria.

Photo by Gregory Hayes on Unsplash


Parafraseando con la letra de Bruno Pelletier, Le Temps des Cathédrales…

«Los poetas y los trovadores cantaron canciones de amor que prometían a la humanidad mejores días por venir… Se ha ido la era de las catedrales, la horda de bárbaros capitalistas y políticos corruptos dan lugar a una época donde el presupuesto para la educación, la ciencia y la cultura cede paso a otros intereses. Sus intereses»

#notredameonfire

Photo by Daniele D’Andreti on Unsplash

Si quieres, ameniza la lectura con esta canción:

Pin It on Pinterest