Tus talentos se encuentran escondidos en las cosas que se te dan con facilidad. Tu don está en las cosas que haces con facilidad, que no te cuestan trabajo. Eres tan feliz, lo pasas tan bien, lo disfrutas tanto, que no permites que te aborde el miedo, sino que actúas desde la alegría, desde el amor. Así que nunca te avergüences de los puentes, castillos y barcos que fabricaste cuando tan solo tenías cuatro años, o de esos inventos que te sacaste de la manga con unas cuantas cajas de cartón. Tal vez fueron las cosas más geniales que jamás has hecho.

 

AARON SWARTZ, EL HIJO DE INTERNET

Fundador de Reddit y colaborador en el proyecto que inventó los RSS, Aaron Swartz fue un chico que aprendió a aprender a una edad muy temprana. Un chico que se codeó con tan solo trece años con Tim Berners-Lee, inventor de la World Wide Web. Un chico ingenioso, creativo, inquieto, inconforme, que a sus 26 años, fue hallado muerto en su departamento de Crown Heights, Brooklyn, el 11 de enero de 2013.

En un mail enviado a una lista de correo de la W3C, Tim Berners-Lee escribió:

“Aaron está muerto. Caminantes del mundo, perdimos a uno de nuestros sabios. Hackers por derecho, perdimos a uno de los nuestros. Padres todos, perdimos a un hijo. Lloremos”.

A través de la historia de su vida quiero ayudarte a que descubras tus propios talentos. Quiero que te des cuenta y observes que hay patrones que se repiten infinidad de veces en la vida de las personas que viven en “su elemento”.

 

IDENTIFICANDO PATRONES

Aaron fue un niño que creció en un entorno familiar donde fomentaron su creatividad. Lo dejaron jugar, fomentaron su ingenio. Tuvo a mano herramientas donde pudo experimentar. Tuvo padres amorosos que supieron ver en él su verdadero potencial. Jamás lo limitaron. Padres que simplemente pusieron en sus manos algunos objetos y permitieron que el niño fuera descubriendo qué era lo que más llamaba su atención. Aaron tuvo dos hermanos más, los tres crecieron en el mismo entorno. Sin embargo Aaron tuvo la determinación de ir un paso más adelante. Eso no hace menos a sus dos hermanos, por supuesto. Simplemente resalto el hecho de que hizo algo diferente.

 

Aaron Swartz - El hijo de Internet

 

HACKER DE LA EDUCACIÓN TÓXICA

Aaron Swartz fue un genio, es verdad. Pero al igual que millones de jóvenes en todo el mundo, se sintió defraudado por el sistema educativo. Cuando entró a secundaria se cansó de ella nada mas llegar. No disfrutaba de ninguna de sus clases. No le caían bien los maestros. ¿Toda esta historia te suena parecida? ¿La has vivido alguna vez? Seguro que si. Sin embargo Aaron dio otro paso más adelante. El sabía como obtener la información. Comprendió que no necesitaba ir a la clase de un maestro para aprender geometría. No necesitaba escuchar al profesor de historia para aprender su versión de la historia americana. Además comprendió que las cosas que más le interesaban no estaban en los libros de texto. -¿Por qué tengo que aprender todo esto si a mi lo que me gusta es saber todo acerca de la web?- decía. Así que dio otro paso más, y tuvo el carácter y la determinación para aprender sólo aquellas cosas que quería aprender.

 

UN JOVEN CON VALORES

Aaron tenía muy claras sus ideas y sus valores, los defendía plenamente. Trataba de ser amigo de todos, pero le molestaba que no se le tomara en serio. Escribía en su blog, pensaba en cosas profundas, se cuestionaba todo. Aprendía de las personas y no le gustaba excluir a nadie. Era perfeccionista, pero eso no impedía que fuese sacando cosas de su cabeza para hacerlas realidad. Le dedicaba tiempo sólo a cosas que él sabía que tendrían un gran impacto en su vida. Sabía que guardar rencores era algo improductivo. Y sobre todo “quería hacer del mundo, un mejor lugar”.

 

UN JOVEN QUE NO ENCAJABA

Muros grises, escritorios grises, ruidos grises.

A los dieciocho años, luego de vender Reddit por más de un millón de dólares, le llamaron para trabajar en la editorial Condé Nast. Las primeras horas ya se le hacían interminables solo al darse cuenta que no encajaba en una estructura rígida con paradigmas que iban en contra de su propia naturaleza. El primer día fue insoportable para él. Para la hora del almuerzo, literalmente se encerró en el baño y comenzó a llorar. Nadie más parecía poder trabajar ahí tampoco, la diferencia era que el resto ya estaba domesticada por el sistema. Y otra vez más, Aaron dio otro paso adelante, esta vez, descubriendo sus nuevas aspiraciones orientadas al activismo político.

Cuando vio que en Sillicon Valley no tenían esa cultura, renunció,  y supo que era momento de darle la espalda a las corporaciones y rechazar el mundo de los negocios. Estaba donde se suponía que debía estar. Tuvo la conciencia propia y el disgusto de darse cuenta que había escalado una montaña de mierda para extraer la única rosa que había descubierto y notar que había perdido su sentido del olfato.

Aaron Swartz fired-despedido

 

Probablemente, uno de los mejores mensajes que puedas recibir de Aaron se encuentran en el minuto 25:22 del documental, donde dice:

“Me siento fuerte por creer que no es suficiente vivir en el mundo tal como es, y sólo tomar lo que se te da, y ya sabes, seguir las cosas que los adultos te dijeron que hicieras, y lo que tus padres te dijeron que hicieras, y lo que la sociedad te dijo que hicieras. Creo que siempre debes cuestionarlo todo. Un día tomé esta actitud científica de que “todo lo que sabes es provisional”. Cuando me di cuenta que había problemas fundamentales muy serios de los cuales podía encargarme, no encontré la forma de olvidarlo. No veo el motivo para no hacerlo.”

 

EL MANIFIESTO DE LA GUERRILLA POR EL ACCESO ABIERTO

No todo en su vida fue color de rosa. El activismo político que desarrolló en su etapa posterior a emprendedor tecnológico lo llevó a estar en la mira del gobierno de los Estados Unidos y las principales agencias de seguridad norteamericanas. Como consecuencia de la descarga de documentos académicos y publicaciones protegidas por copyright en la base de datos JSTORE que realizó en la red del MIT en septiembre del 2010, la fiscalía le imputó hasta 13 cargos, una multa de más de 4 millones de dólares y más de 50 años de prisión. Aaron se suicidó días antes de conocer su condena. Una de las últimas pruebas que el fiscal recaudó para dar soporte al juicio contra Aaron Swartz fue el siguiente manifiesto:

“La información es poder. Pero como en todo poder, están aquellos que lo desean para ellos mismos. El legado cultural y científico de todo el mundo, publicado a través de centurias en libros y artículos, está siendo digitalizado y bloqueado por un puñado de corporaciones privadas… Mientras tanto, aquellos que han quedado afuera, no están quietos…

Debes haber estado hurgando en agujeros y escalado cercas para liberar la información bloqueada por las editoriales y poder compartirla con tus amigos. Pero todas estas actividades ocurren en la obscuridad, escondidas bajo tierra… Se las conoce como robo o piratería, como si compartir la riqueza del conocimiento fuera el equivalente moral a abordar un barco y asesinar a su tripulación… Pero compartir no es inmoral –es un imperativo moral. Sólo aquellos que están cegados por la codicia se negarían a hacerle una copia a un amigo. No hay justicia alguna en obedecer leyes injustas. Es hora de entrar en la luz, y en la gran tradición de la desobediencia civil, y declarar nuestra oposición a este robo privado de la cultura pública.

 

Time-Magazine-the protester-person of the year

LA PREGUNTA ADECUADA

Aaron creía que literalmente debías preguntarte a ti mismo, todo el tiempo ¿cual es la cosa más importante del mundo en la que podrías estar trabajando ahora? Y si no estas trabajando en ello, ¿por qué no lo haces?

-“Estamos parados en medio de un tiempo donde las grandes injusticias no son tocadas. Los arquitectos de la crisis financiera cenan con el presidente regularmente”.

Yo escribo, desde mi escritorio en Madrid, luchando para tener una sociedad mas justa donde los jóvenes sepan cuál es el verdadero sentido de sus vidas, porque una vida sin sentido está a merced de esa mano negra, a merced de las corporaciones y a merced de un gobierno que ya no representa ni defiende los ideales de su pueblo. Lucho contra el sistema educativo y la educación tóxica participando en proyectos de educación emocional solidaria. Lucho por tener un nuevo modelo educativo, donde cada ser pueda elegir libremente su propio camino y donde el motor de su aprendizaje sea el amor y no el miedo.

Espero que este tiempo leyéndome, y conociendo el legado que dejó la vida y las decisiones de Aaron Swartz al mundo, te sirvan de inspiración para que puedas responder tus propias preguntas.

 

 

Si quieres descubrir un poco más sobre su vida, las noticias que acontecieron el día de su muerte, las disculpas ofrecidas por el MIT, puedes visitar los siguientes links:

Pin It on Pinterest

Share This