Una vieja leyenda hindú cuenta que hubo un tiempo en que los hombres y las mujeres eran dioses. Pero abusaron tanto de su divinidad que Brahma, el señor de los dioses, decidió quitarles y esconder la divinidad donde no pudieran encontrarla. Solicitó, entonces, sugerencias a los dioses menores. Le propusieron: “Enterremos la divinidad en la tierra”. Pero Brahma contestó: “No, eso no es suficiente, pues cavarán hasta lo más profundo de la tierra y la encontrarán”.

Entonces los dioses replicaron: “En ese caso, echemos la divinidad a lo más profundo de los océanos”. Pero Brahma respondió de nuevo: “No, porque, tarde o temprano, explorarán las profundidades de todos los océanos y seguro que un día la encontrarán y la subirán a la superficie”.

Los dioses menores concluyeron: “No sabemos dónde esconderla, pues no parece que exista, en la tierra o en el mar, un lugar al que el hombre o la mujer no puedan llegar algún día”. Entonces Brahma dijo: “Esto es lo que haremos con la divinidad del hombre y de la mujer: la esconderemos en lo más profundo de su ser, en su interior, pues ese es el único lugar en el que nunca pensarán en buscar”.

Atrévete a emprender el viaje más maravilloso que existe,

ese que te lleva a descubrir tu divinidad, tu pasión y tus talentos.

 

Si estás buscando a la persona que cambiará tu vida, échale una mirada al espejo

Pin It on Pinterest

Share This