El Kinder más hermoso que jamás has visto

El Kinder más hermoso que jamás has visto

Imagina la escuela más bonita que jamás hayas visto, y ahora multiplícalo por 100. Este es el resultado. Una escuela en Tokyo, Japón, diseñada de tal forma, que no sólo pensaron en cómo se podría ver la escuela por dentro, sino desde arriba, desde el cielo; un diseño totalmente integrado en el espacio urbano. Y por supuesto, con los niños como principales protagonistas.

  • Descubre esta charla con subtítulos en inglés en la web de TED Talks, o continúa leyendo mi resumen en español.

Escuelas del Futuro

En la finca elegida para la edificación, había cuatro árboles de gran tamaño. En cualquier otra cultura, habrían comenzado por talar y barrer con la naturaleza que rodeara el proyecto. Lo que verás a continuación no es sólo una increíble solución creativa, sino también un ejemplo de consciencia plena y respeto por la naturaleza.

Este Kinder no solo es hermoso por fuera y por dentro. Lo que lo hace más bello aún, son las prioridades que los empleados de gobierno y el arquitecto contratistas tuvieron en mente para desarrollar este proyecto. Es un colegio, y los colegios son habitados por niños. Estas fueron sus prioridades:

  • Un diseño circular, que permitiera a los niños correr infinitamente.
  • Aprovechar el techo del colegio, para multiplicar el espacio.
  • Un techo bajo, para no perder de vista a los niños.
  • Respetar e integrar en el espacio los cuatro árboles de la finca.
  • Las aulas estarían libres de muros, con espacios abiertos, sin barreras acústicas.
  • Cada salón tendría ventanas en el techo para permitir pasar la luz del sol.

Entre otras cosas, llevaron a cabo estudios que permitieron determinar que los niños están más relajados en ambientes con ruido. De hecho los niños duermen mejor en espacios con ruido ambiental. ¿Sabías que encerrar a un niño en una habitación libre de ruido le genera estrés? Recordemos que nuestra especie creció libre en las junglas durante muchos siglos, y que las selvas están repletas de cientos de matices de ruido. A pesar de tener salones libres de muros, con el paso de los meses descubrieron que los niños se esforzaban de forma natural y sin ningún tipo de presión o regaño para concentrarse mejor en sus clases.

Integrado en el espacio principal fabricaron una pequeña estructura, también circular, de no más de cinco metros de altura, con siete pisos entre medias. Lo crearon como un espacio más donde los niños podrían explorar sus pasillos, túneles y mini-terrazas y asumir pequeños riesgos controlados. Este diseño parte de la premisa de que no podemos ni debemos intentar evitar que nuestros hijos se expongan al peligro. De hecho es muy importante que ellos jueguen y experimenten con el peligro. Según Takaharu Tezuka, el arquitecto del proyecto, los niños necesitan pequeñas dosis de peligro. Nuevamente, luego de algunos meses, los profesores comenzaron a darse cuenta que los niños aprendieron y desarrollaron una actitud proactiva  para ayudarse mutuamente mientras jugaban en este espacio.

El espacio, a pesar de su modesto tamaño, incorpora una circunferencia de 182 metros. En el video podrás ver un diagrama que traza el desplazamiento que desarrolla un niño de 9:10, hora en la que llega al colegio-, hasta las 9:30, hora en la que comienza su clase. Para ese momento el niño ha recorrido más de 6.000 metros. Y esta no es la única sorpresa. Con una media por niño de 4.000 metros recorridos diariamente, la condición física y las habilidades atléticas del plantel son muy superiores a las de otros colegios de la zona. Deforma graciosa el director del colegio comenta:

«Te prometo que no los entrenamos. No hacemos ningún esfuerzo por ello. Simplemente ellos suben al techo de la escuela y corren y corren y corren. No paran de correr. Y nosotros no hacemos ningún intento por controlarlos y no queremos hacerlo. Queremos que asuman riesgos, no queremos protegerlos demasiado. Queremos que se caigan, que experimenten con el peligro, que se ayuden entre ellos mismos».

Vaya. ¡Cuánta inspiración para todos esos jóvenes arquitectos que están saliendo de las universidades! Y cuánta vergüenza da, que con estos ejemplos delante de nosotros, los gobiernos y los políticos sigan empeñados en despilfarrar el dinero del contribuyente fabricando espacios con apariencia carcelaria, que etiquetan equivocadamente como escuelas o colegios.

 

Un profesor de quien nunca te podrás olvidar

Un profesor de quien nunca te podrás olvidar

Hay experiencias en la vida que nos marcan para siempre. De mi etapa escolar, conservo, como mucho, cinco rostros en mi memoria. El de Yolanda, mi profesora de publicidad del IAMP; el de La Quiqui – QEPD, mi profesora de redacción del Tec de Monterrey; la de El Toro, mi profesor de artes plásticas de la Secundaria 46, José Vasconcelos; y dos profesoras más en las asignaturas de Historia y Física del Instituto Boston, mis queridas maestras Cristina y Rossy.

Todos ellos consiguieron transmitir su pasión por las letras, el marketing, la fuerza cinética, los imperios romanos y la belleza de la Capilla Sixtina. Me habría gustado que fuesen mas, pero desafortunadamente, en la era de educación industrial en la que me levantaron, no podría haber pedido demasiado. Todos ellos pueden sentirse orgullosos de que aún recuerde la pasión con la que llegaban todos los días intentando controlar a una panda de vagos y granujas con la pinta de New Kids on the Block.

 

Paulo Freire

 

Este video va dedicado a todos ellos, y a muchos más que viven en el anonimato, y que hacen prevalecer la esperanza de un nuevo modelo educativo adaptado a la era del conocimiento. Por cierto, José Tirado, querido amigo y profesor del IPAE, no te me escapas. Has sido un gran mentor para mi y para muchos en tu comunidad educativa.

 

 

La desaparición del futuro vs. La creación del futuro

La desaparición del futuro vs. La creación del futuro

Los han dejado sin dirección postal, sin sitio dónde estudiar o lugar de trabajo… El jueves 20, desde Tlatelolco, hay tiempo para pensar y ver al ritmo del andar con otros. Y dejar que lo que se mira, interrogue. De cada 100 muchachos que inician la primaria, quizá 20 lleguen a la educación superior. A los otros 80 los ha abandonado el sistema educativo antes de tiempo. También los han echado de las listas de asistencia. No aparecen ya en el pupitre…

La desaparición del futuro

Así comenzaba el titular del artículo escrito por Manuel Gil Antón, profesor del Colegio de México, y que mi amiga Alejandra Guerra, profesora del IPAE, compartía en su muro de facebook. Me dispuse a leérlo. Y como siempre, encuentro opiniones de líderes en educación llenas de cifras y frases nostálgicas que pintan un México imposible, pero siempre, eso si, llenas de vacíos. Ausentes de ideas, de soluciones. Así que sin más, me animé a responder el post de mi amiga, y al final resultó el siguiente texto que quiero compartir con ustedes.

 

La creación del futuro

La crítica a la publicación es que no llama a la acción. Desde sus posiciones privilegiadas tendrían la responsabilidad, no sólo de emitir una opinión de calado, sino lanzar iniciativas que propongan una transformación inmediata de ésta realidad. Seguimos cayendo en el deporte de comentar y dramatizar, cuando lo necesario es proponer soluciones reales, tangibles y de corto plazo, para, por ejemplo, rescatar a 25 chamacos de ese abandono. Y como soy partidario de criticar con el ejemplo de por medio, propongo una idea sencilla, práctica y viable. No sólo es una idea, es un proyecto que estoy poniendo en práctica.

1.- Construyamos programas alternativos de educación académica no formal.

2.- Juntemos a 10 especialistas en educación, con coraje, huevos y ganas de cambiar la educación con sus propias manos.

3.- Diseñemos un plan de formación de 3 a 6 meses para esos 25 chavos.

4.- Encontremos un espacio – y de estos sobran muchos – donde podamos impartir estas clases y crear estos espacios de aprendizaje alternativo. Alternativo en varios sentidos, primero desde la base pedagógica, y alternativo a un gobierno que no va a venir a solucionar el problema del modelo educativo “tóxico” que tiene entre manos.

5.- Es un programa formativo centrado en educación emocional, desarrollo de habilidades interpersonales y formación para el micro-emprendimiento. Ofrecido una o dos veces por semana en sesiones de 3 horas.


Aquí está una idea. Es una propuesta seria, real, alcanzable, que puede funcionar con muy escasos recursos. Está funcionando en 15 ciudades españolas a coste cero. Esto es sostenibilidad en estado puro. Esto es innovación. Todo se centra en el voluntariado de esos 10 expertos con ganas de mancharse las manos, con ganas de cambiar el México que todos vemos desde lejos pero nomás no nos atrevemos a cambiar de verdad, con acciones reales y tangibles.

Transformar la vida de 25 chavos cada 6 meses es poco, es nada contrastando esos 7 millones de ninis que tiene México. Ahora multipliquemos ese efecto a 10 delegaciones del DF, a 2 ciclos por año. Haciendo cuentas, nos salen 16 delegaciones, 25 chamacos, 2 ciclos por año y un total de 800 vidas transformadas cada año.

¿Quién se apunta al cambio?


¿Quién dice yo? ¿Quién se apunta al cambio? ¿Quién se apunta al reto? Hago una predicción del silencio que vendrá a continuación, el silencio que encontraré en un muro vacío de comentarios, vacío de “Órales”, vacío de “Me apunto”, vacío de “Y yo también”, vacío de empresas que digan “Órale, yo pongo el espacio gratis”, vacío de voluntarios especialistas en educación y pedagogía. Vacío porque todo esto suena muy bien, pero: que miedo dejar mi trabajo, que miedo dejar lo que estoy haciendo, que hueva ponerme a intentar cambiar el mundo. Total, si seguro que de esos ochocientos chamacos, la mitad no acabará el curso. Ojalá me equivoque, pero esa si es la realidad que la gente si tiene pintada en la frente. Hemos pintado el planeta de un rojo angustia, en lugar de un verde esperanza.

Estos son el tipo de cartas que deberían escribir esos líderes de opinión. Y estos los menesteres en los que deberíamos estar participando como sociedad. Cada uno, desde su trinchera, gestionando el cambio que queremos para México, para Colombia, para España, para la India, para el mundo entero.

¿Quién se apunta? ¿Quién dice yo?

PD. Puedes ver en tiempo real la imagen del post, que es el cruce de República de Argentina con República de Venezuela, donde se encuentra la sede de la inmaculada Secretaría de Educación Pública. Esta es la postal que ven los ministros “vale-madres” desde sus balcones. Este es el México que ven y ante el que no se inmutan. Ahí, sentado en la banqueta, podríamos ver la vida de un nini de siete años a lado de su madre nini de no mas de dieciocho, y un poco más a la izquierda otro nini viendo pasar el tiempo, con su pié recargado sobre la pared.

Cada vez que yo me refiero a los ninis, hago uso del término desde el respeto y siempre con el objetivo de empoderar a este colectivo. No estudiar y no trabajar es una elección, una opción. Lo realmente preocupante es cuando un gobierno y una sociedad en su conjunto lleva, con sus actos demagógicos, de corrupción, de impunidad, de “vale-madrismo” a que los jóvenes no tengan derecho a ejercer esa opción.

Imagen: Google Maps

¿Que puede enseñar un videojuego a un padre?

¿Que puede enseñar un videojuego a un padre?

Jóvenes cada vez más enganchados a la tecnología, irrespetuosos, sin colaborar en casa mientras que sus madres están atadas a ellos como sirvientas.

Era la cita a pie de foto cuando encontré esta fantástica imagen del ilustrador Pawel Kuczynski. Y me hace pensar en el papel que tenemos como padres, hermanos, primos, tíos, tutores, mentores con las nuevas generaciones. ¿Por qué son tan adictivas las redes sociales, los videojuegos? ¿Qué les ofrecen estos productos que no encuentran en su círculo familiar?

 

La vida real vs. la vida dentro de un videojuego.

Tengo algunas respuestas:

  • El videojuego les compromete con una meta muy alta, les impone un reto.
  • En el juego ellos son los protagonistas, serán los héroes o villanos de la historia.
  • El juego está diseñado de forma gradual, de tal manera que el jugador siente que va alcanzando las metas poco a poco.
  • Es capaz de notar su progresión, sus logros y sus avances.
  • Si pierde o se equivoca el juego lo motiva, le da ánimos, le da consejos, nunca lo regaña ni le dice lo pendejo que es.
  • En la nueva era de juegos comunitarios, el niño busca y encuentra compañía, porque necesita sentirse parte de un grupo más grande.

Si eres padre y lees con detenimiento los puntos anteriores podrás encontrar respuestas a posibles situaciones que se están saliendo de control con tus hijos. No te hacen caso, se la pasan horas jugando en la playstation o en la calle con sus amigos, tiene problemas de desempeño escolar, está a punto de abandonar los estudios, no te ayuda en casa, no ves la forma en que haga cosas productivas para el.

Así que te voy a ayudar un poco, traduciendo los puntos anteriores en soluciones prácticas:

  • Deja de ponerle metas simples, sencillas y mediocres. Los niños y jóvenes necesitan metas ambiciosas. Pero si tu eres el primero en limitar sus posibilidades, después no te quejes.
  • Deja que él sea el protagonista de su propia vida, que descubra qué héroe o villano desea ser. Pregúntale frecuentemente qué quiere ser, qué quiere hacer. Y analiza por qué lo quiere hacer. ¿Qué emociones y motivaciones subyacen?
  • Ponle metas ambiciosas pero alcanzables. Y al igual que el juego, con cada logro aplaude su desarrollo. Y si falla hazle saber que no pasa nada, que lo vuelva a intentar. No lo atiborres con frases negativas que solo minan su autoestima.
  • Si tu hijo huye de tu compañía, huye de sus deberes en casa, prefiere pasar horas delante de la Playstation, frente a su muro de Facebook, o en la calle con sus amigos, es porque hace tiempo, y puede que no te hayas dado cuenta de eso, buscó en ti la compañía que hoy demanda y encuentra en otros círculos. Nunca es demasiado tarde, pero reconoce este hecho. Los niños y jóvenes buscan afuera lo que no encuentran dentro de su círculo mas íntimo.
  • Por último no confundas el cariño y el amor con el abuso y la indiferencia. Enseña a tus hijos a ser responsables, implícalos en las tareas diarias del hogar. Pero por favor, si no lo has hecho a tiempo, no esperes que tu hijo cambie de un día para otro. Tal vez si hacen ambas cosas juntos, jugar un rato a la play y colaborar en las tareas del hogar, ellos comprendan que ambas cosas son plenamente compatibles.

Ilustración: Pawel Kuczybski

El acoso escolar y la defensa de los derechos de los niños

El acoso escolar y la defensa de los derechos de los niños

El Día Universal del Niño

El 20 de noviembre de hace 25 años, México, Colombia, España y la mayoría de países del mundo se pusieron de acuerdo para reconocer, respetar y defender los derechos de todos los niños, niñas y adolescentes. Hoy celebramos ese día. El Día Universal del Niño. Este acuerdo se llamó Convención sobre los Derechos del Niño y es el tratado internacional que más firmas de países ha conseguido.

Sin embargo, seguimos teniendo problemas muy serios por resolver. Uno de ellos es el “acoso escolar” o “bullying”. Creo que muchos de nosotros lo hemos llegado a experimentar alguna vez en nuestras vidas. No solo consiste en recibir maltrato físico o verbal. Se puede traducir, por ejemplo, en exclusión y manipulación social, una situación que puede pasar totalmente desapercibida. El “acoso escolar” es uno de esos llamados problemas sociales latentes. Está oculto, pero está ahí. Su diagnóstico es complicado. Los padres se dan cuenta, muchas veces, demasiado tarde, que alguno de sus hijos ha vivido una verdadera pesadilla en el colegio.

La historia de Shane Koyczan

Cuando era niño, escondía mi corazón en la cama porque mi mamá decía, “Si no eres cuidadoso, un día, alguien te lo romperá”. Te lo digo yo. La cama no es un buen escondite. Lo sé porque he sido derribado tantas veces que me da vértigo solo por pararme aquí. Pero eso es lo que nos dijeron. Defiéndete solo. Y es duro hacerlo si no sabes quién eres. Esperamos definirnos a una edad temprana, y si no lo hicimos, otros lo hicieron por nosotros. Friki. Gordo. Puto. Marica.

Y a la vez que nos estaban diciendo lo que éramos, nos preguntaban: “¿Qué quieres ser cuando grande?” Siempre pensé que era una pregunta improcedente. Supone que no podemos ser lo que ya somos. Somos niños.

 

Continuando con las buenas noticias, de esas que nos dan esperanza de que es posible un mundo mejor, les dejo con un capítulo del programa Para todos La 2, de TVE, donde entrevistan a mi amiga Antonella Broglia, y esta semana nos habla de:

Adolescentes y niños que innovan

 

 

Pin It on Pinterest